fbpx

Relaciones liana y relaciones rebote – El miedo a la soledad

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
14

Tabla de contenido

Juan tiene 45 años y su mujer de 56, ella lo acaba de dejar por un hombre de 36, pero no abandonó a su marido y a sus dos hijos hasta que no llevaba más de un año con el otro chico. De esto se enteró el marido hace a penas un mes.

Ana fue la protagonista de una relación liana. El marido, mientras intenta recuperar a su esposa, al enterarse de que ella le fue infiel durante un año entero y que actualmente vive con su nueva pareja, ha optado por apuntarse a Tinder. Actualmente está conociendo a varias, pero la que más le gusta es una chica guapísima de 22 años. “Sigo enamorado de mi ex, pero si ella se va con uno más joven yo también”.  Esa fue su frase.

Esta historia es totalmente real. Solo hemos cambiado los nombres de los protagonistas. La persona a la que aconsejamos es al marido quien en el fondo desea reconquistar a su mujer, pero la rabia que siente hace que busque la opción fácil: ligarse una jovencita guapa para dañar a su ex y quizás ponerla celosa y así poder conseguir volver.

El problema es que la relación liana de la exmujer de Juan está provocando que él busque relaciones de rebote.

Estas relaciones no van a llevar a nada, porque Juan sigue pensando en Ana. Sin embargo, su actitud y sus ansias de venganza por el dolor que siente, hace que esté dañando a una tercera persona que no tiene nada que ver con esta historia.

Y si alargásemos la historia, es probable que descubriéramos que la veinteañera también fue dañada y también dañó. Y es así como las personas acaban teniendo miedo al amor y acaban dañando y dañándose eternamente, hasta que un día abren los ojos. Entonces, de repente todo cambia.

Cuando empezamos a conocernos y reconocernos, cuando empezamos a evaluar nuestro pasado y cuando nos responsabilizamos de los errores que pudimos cometer, es cuando comienza el camino de sanación.

Si quieres tener una relación de pareja exitosa, empieza por ser tu mejor versión

Mingle People

Es el día que apostamos por ser nuestra mejor versión y por cultivar nuestro amor propio, que nos damos cuenta en seguida de quién está dañado, de quién no está disponible emocionalmente, de quién busca que lo “rescaten”, … En definitiva, nos damos cuenta de casi todo… y ya no perdemos el tiempo con personas así. Ya no entramos a jugar con personas que no saben lo que quieren, ni invertimos tiempo en quien desparece para aparecer unos días o meses más tarde. Los juegos de seducción pasan a un segundo lugar, y solo apostamos por quien apuesta por nosotrxs.

A nuestras asesorías viene mucha gente que no entiende porqué repiten patrón, por qué no tienen suerte en el amor, por qué se fijan en quién no deben… y las dos razones más habituales son: “no te amas” o “no sabes lo que quieres”.  

Una persona con amor propio no se fija en personas que no están completas.

Desde aquí te recomendamos que leas nuestro artículo de seguridad en uno mismo y la diferencia entre seguridad en uno mismo y amor propio. Ambos te darán una idea de qué es el amor propio y cuál es el camino para cambiar tu destino.

¿Qué es una relación «liana»?

La relación liana es aquella que se empieza con otra persona antes de acabar con la relación actual. Muchas personas cuando ven que la persona con la que están no acaba de convencerles o que hay problemas en la relación (aunque la persona le encante), prefiere ir buscando parches empezando a entablar relación con otras personas.

En nuestra historia, Ana protagonizó una relación liana y obviamente hubo muchos más daños colaterales que si hubiese decidido romper (o arreglar) la relación con su exmarido sin poner en medio a una tercera persona. O sea, si hubiese actuado con madurez emocional.

Como aclaración, hay que tener en cuenta que una relación liana no implica tener que acostarse, aunque lo habitual es que sí haya sexo, pero en ocasiones puede haber sido “simplemente” coqueteos, citas y algunos besos, con la intención de dejar a la pareja actual. A veces, estas personas pueden tener varias relaciones a lo largo de su matrimonio hasta que consiguen encontrar a la persona adecuada. Son personas que hace un tiempo que decidieron abandonar el barco, pero que tienen muy claro que no dejarán a su pareja actual, hasta no ver que esa tercera persona encaja en lo que ellos buscan.

La idea de actuar así, es evadir el duelo, el miedo a la soledad y apostar sobre seguro (aunque en la vida no hay nada seguro, pero esa es la ilusión de estas personas).

El problema de ir de relación en relación es básicamente que al final la relación de la pareja oficial cada vez va a peor y la persona que ha decidido jugar a dos bandas, acaba tan estresada con la situación que lo más común es que finalmente se conforman con alguien que en realidad no es la persona más adecuada.

¿Qué es una relación «rebote»?

Las relaciones de rebote son aquellas que se mantienen justo después de una ruptura de pareja. Generalmente es el dejado quien al tener una gran necesidad de mitigar su dolor de haber sido “abandonado” se embarca rápidamente en una nueva relación tratando de sustituir a toda costa a su anterior pareja.

Así como en las relaciones liana las personas son claramente egoístas, aunque en el caso de las relaciones de rebote, muchas veces la persona no es consciente de que en realidad no está enamorada, si no que está huyendo del vacío y el dolor que le dejó su ex.

Las relaciones de rebote rara vez funcionan.

La relación de rebote también la puede tener la persona que decidió dejar la relación, pero es menos habitual. Aun así, puede pasar que esa persona pasados 2 o 3 meses se embarque en una nueva relación creyendo en que ya ha olvidado a su ex, pero en realidad eso no sea más que un parche.

Las relaciones rebote son muy habituales en las personalidades “tóxicas” y de dependencia emocional, por lo que en ocasiones puede que vuelvan con su ex o que tengan algún encuentro mientras están conociendo a esa “persona tirita” que le está ayudando a superar su dolor.

Otro tipo de relación rebote es cuando la persona que te está conquistando (y usando), lo único que quiere es dar celos a su ex: a ver si vuelve, a ver si recapacita, a ver si consigue su objetivo. Tal y como pretendía hacer Juan quien quería recuperar a su ex, vengarse y a la vez darle celos. Un batiburrillo de emociones muy habitual que “pagará” la nueva relación sin entender porqué esa persona que estaba conociendo y que parecía tan interesado, ahora parece estar tan rarx.

El protagonista de una relación de rebote puede ser demasiado afectuoso como mecanismo de olvido de su ex.

Mingle People

Son muchas las personas que son incapaces de estar demasiado tiempo sin una relación. Bien porque tienen miedo a la soledad, bien porque teman soportar el dolor de la ruptura o bien porque son personalidades con alta dependencia emocional y necesitan urgentemente unirse a alguien.

Todo ello hace que un gran porcentaje de gente prefiera ir enlazando una relación tras otra a pesar del desgaste que ello pueda conllevar.

El problema de ir enlazando relaciones radica en que además de hacernos daño a nosotros mismos (aunque el objetivo sea precisamente el contrario) hacemos daño a las personas que hemos utilizado para “sanarnos”

Tratar de olvidar a tu ex con alguien más a quien usas solo para que te ayude con el duelo, o bien empezar una relación cuando todavía estas en una, solo demuestra tu egoísmo y tu alto grado de inmadurez y ambas cuestiones acabarán pasándote factura tanto a ti como a todas las personas implicadas.

Para superar una ruptura lo mejor es pasar por el duelo y no precipitarse a tener una nueva relación. Si quieres saber cuales son las fases de una ruptura clica aquí.

Si eres una persona que ha ido teniendo relaciones de rebote y no te habías dado ni cuenta, antes de empezar con alguien nuevo pregúntate:

  • ¿Piensas a menudo en tu ex?
  • ¿Comparas a tu actual relación con la que tenías con tu ex?
  • Cuando te escribe tu ex, ¿el/ella es la prioridad?
  • Cuando te escribe tu ex, ¿todavía sientes nostalgia y en el fondo te gustaría recuperarlx?
  • ¿Sientes que necesitas ir demasiado rápido con quien acabas de conocer?
  • ¿Quieres cambiar a tu nueva pareja?
  • ¿Tu pareja actual se parece física y/o emocionalmente a tu ex?
  • ¿Tienes momentos de tristeza y en los que necesitas aislarte de tu actual pareja?
  • ¿Tienes miedo a que tu ex sepa que estás con otra chica o por el contrario quieres demostrar que ya estás con alguien para que vea que te has recuperado?

Hay que tener cuidado, porque a veces nos embarcamos en relaciones cambiando al o a la protagonista, pero escogemos personas con las que seguir con la misma historia, y darle una continuidad. Es por ello por lo que aceleramos las relaciones y luego vienen los problemas.

¿Cómo saber si tienes una relación liana o rebote?

A nadie le gusta ser la tirita que ayudar a sanar a alguien y luego ser desechada. Así que lo mejor es que sepas reconocer las señales antes de entrar en tu nueva relación.

1. Acaba de terminar la relación

Si la persona que estás conociendo sospechas que está en una relación o la termino hace menos de 6 meses, lo más probable es que estés en una relación liana. Obviamente, los seis meses son un periodo de tiempo aproximado que puede ser algo menos o bastante más. Todo depende de los puntos que iremos nombrando más abajo.

 2. No para de hablar de su ex

Da igual si es la madre de sus hijos, si su ex fue “buenx” o “malx”, si lo critica o no, la persona que no ha cerrado lazos emocionales con su ex, no puede evitar nombrarla, aunque sea para criticar. Si ves que hace eso, aléjate de esa persona y/o disminuye la frecuencia y el tiempo de las citas.

 3. Está locx por ti

Aunque seas una persona muy maravillosa y espectacular, la probabilidad de que alguien mayor de 15 años se quiera ir a vivir contigo y te diga “te quiero” en unas cuantas citas es una señal de alarma. O bien estás con un narcisista, o bien estás con un inmaduro emocional o en una relación liana. Sea como sea, no es buena señal.

 4. Su anterior relación fue mala y/o dolorosa

La persona con la que estás está resentida con su ex, tuvieron una relación tormentosa, parecía que se iban a casar y nunca ocurrió, le fueron infiel, tuvo serios problemas de todo tipo, estuvo en una relación tóxica… cualquiera de estas circunstancias hará que esa persona busque de forma instintiva a alguien tranquilo y que sane sus heridas. Obviamente es una posición muy egoísta, pero esa persona está pensando en sanar su dolor más que en el daño que puede hacerte cuando lo haya sanado y te deje.

 5.  Interés intermitente

Ya lleváis un tiempo y de repente la relación se ha enfriado, luego ha vuelto a funcionar y de nuevo se ha enfriado. Cuando esto ocurre es porque esa persona está con su mente en otro lado. Y ese otro lado generalmente es otra persona. No tiene porqué estar con ella físicamente, pero su menté está más en su pasado que en su presente (o sea tu).

 6. Eres su psicólogx

Que una pareja se apoye es normal, que tu nueva pareja no pare de hablarte de tu ex, de los problemas que tuvieron, de sus miedos, de sus emociones no sanadas, etc. Es porque esa persona no está bien del todo y todavía debe sanar sus heridas del pasado. Salvo que ya llevéis más de un año o que hayáis empezado vuestra relación como amistad y haya ido a más, evita este tipo de personas.  Te traerán problemas. Y recuerda, tu no eres el salvador/a de nadie!!

 7. Te pareces a su ex

Su ex era rubix, altx, delgadx, abogadx y su circulo de amigos es similar al tuyo. Demasiadas coincidencias. Esta persona no te ve quién eres tú, ¡¡ve a su ex en ti!!. El día que haya sanado a su ex contigo, la olvidará y te dejará. Le habrás sido de gran ayuda, pero ahora te tocará a ti superar la ruptura sabiendo que fuiste “utilizada”. 

8. Te quiere cambiar

A ti nunca te gusto el deporte, ni las exposiciones, ni el teatro, ni según que estilo de ropa. Pero parece que a tu nueva pareja eso no le parece bien. No cumples sus expectativas. Quizá porque sus expectativas es que lo acompañaras al futbol o que te fueras de compras como hacia su ex. Recuerda que tu eres tú, no dejes que te anulen.

 

Si quieres conocer más sobre el mundo de las relaciones hoy en día, síguenos en nuestro blog.

Te gusta el artículo???? Pues dale like o compártelo!!!!  😉

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
14

Última Entrada

Qué perfil soy

Test BioAmb

Haz nuestro test y descubre de manera GRATUITA qué perfil eres y con qué perfil eres compatible.

¿Quieres probar una primera sesión gratuita?

Dejános tus datos y te contactaremos por WhatsApp o contáctanos tú si lo prefieres

Deja un comentario

¿Te gusta el artículo? ¿Nos ayudas a compartirlo?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Suscríbete a nuestra Newsletter

Esta web usa cookies para mejorar sus experiencia en la navegación.
Consultar Política de Cookies.