fbpx

Contacto 0

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
6

Tabla de contenido

Son muchas las páginas y videos de profesionales (y no tan profesionales) que recomiendan el contacto cero. En este artículo analizaremos si el contacto cero es realmente la mejor opción y porqué.

¿Qué es contacto cero?

Si acabas de romper con tu pareja o si te acaban de dejar, se suele decir que lo mejor es aplicar contacto cero. O sea, tomar distancia. Pero rara vez se hace. A menudo, después de una relación de varios años, ambas personas se resisten a dejarse de ver (salvo que haya pasado algo realmente grave) y eso hace que la recuperación personal sea más dura.

Hay que tener en cuenta que el que deja no siempre lo hace alegremente, si no que en muchas ocasiones la persona que decide dejar la relación ha sido alguien que intentó absolutamente todo y que cuando vio que nada funcionaba optó por abandonar a esa persona. Obviamente el dejado, que además se siente rechazado, no soporta ver como todo se ha roto y como han prescindido de él/ella. Así que tenemos dos personas que en el fondo no querían dejarse, pero no vieron otra opción porque la relación no funcionaba y uno optó por “aguantar” (generalmente el dejado) y otro por agotar todos los cartuchos (generalmente el que deja).

¿Qué implica?

A menudo hay gente que cree que aplica el contacto cero, pero en realidad no lo hace. Simplemente se aleja para ver si la otra persona reacciona, o se inventa excusas (que incluso se llega a creer) para enviar un mensaje. Así que aquí vamos a detallar qué es aplicar el contacto cero porque, aunque por su nombre debería ser evidente, parece ser que no lo es tanto para la mayoría de personas:

  • Nada de escribir WhatsApps
  • No felicitar ni fiestas, ni Navidades, ni cumpleaños
  • Nada de llamadas
  • No reclamar enseres antiguos o pedir algo que “necesitas”
  • ¿Tiene sus cosas en tu casa? Envíaselas por mensajero, déjaselas en una cafetería de confianza o dáselas a alguien para que se las entregue.
  • No te “preocupes” por su salud, ni por la de su entorno.  Están bien, si no te habrías enterado. ¡Así que ahora céntrate en estar tú bien, que la salud mental también es muy importante!
  • No pidas favores ni los aceptes. ¿No tienes quien te cuide el gato? ¡Busca a una amiga!
  • Nada de emails, ni sms, ni cartas…
  • No preguntar sobre esa persona a nadie. Idealmente que nadie te hable de esa persona.
  • Nada de ir a lugares en los que sabes que puede estar
  • Eliminarlx de las redes sociales. ¡De todas!
  • Borrar o como mínimo archivar (y no volver a releer) conversaciones antiguas.
  • No contactar con familiares o amistades.
  • No intentar averiguar cosas de su vida. Aunque no lo creas es totalmente contraproducente.
  • Nada de stalkear su perfil o conexiones de WhatsApp
  • Elimina de tu vista los regalos, notas o cualquier cosa que te recuerde a esa persona.
  • Si te escribe, no respondas. ¡Estás en contacto cero! Y no, no es mala educación no responder en estas circunstancias. Es autocuidado, y lo sabes.
  • Si “no puedes evitar” el contacto con esa persona borra su número o bloquéala.
  • Y lo más importante…. Elimina tu diálogo mental tóxico. (¡¡sí, el contacto cero también debe ser mental!!)

Beneficios (cuando se hace ¡¡bien hecho!!)

  • Reconocerte – Después de un periodo de tiempo estando en pareja, a menudo dejamos de lado amigos, hobbies, proyectos, etc por el camino. A veces, porque nos volcamos en nuestra pareja y otras muchas porque si hay hijos, y proyectos en común, el tiempo que tenemos para nosotrxs mismos es inferior. Es por ello, por lo que, si has roto con tu pareja, es muy bueno, volver a retomar aquellas cosas que dejaste de lado y volver a redescubrirte y a “re-conocerte”, o sea volver a conocer cuáles eran las cosas que hacías antes e introducir otras nuevas que puede que te encanten.
  • Recuperar tu autoestima – Si te han dejado o bien si has dejado tú porque estabas dentro de una relación abusiva, es muy probable que tu autoestima esté dañada. Es normal. Si tenías la ilusión de pasar tu vida al lado de esa persona, compartisteis muchos momentos juntos o incluso si teníais proyectos de futuro que al final se han truncado, esto afecta a la autoestima, y aunque el camino fácil es buscar a otra persona rápidamente para evadir el dolor, ésa no es la mejor opción (te aconsejamos que leas el artículo sobre ”relaciones liana y relaciones rebote”) Ahora es momento de estar contigo y disfrutar de tu propia compañía. Ello te evitará escoger mal y tener más que probables disgustos por haberte precipitado con una relación solo por no sufrir ese periodo de soledad tan necesario.
  • Evitar pensamientos negativos – Si estás en contacto con tu ex o sigues en sus redes sociales es muy probable que te invadan preguntas poco aconsejables y pensamientos negativos, del tipo: ¿Cómo es que ahora va al teatro si a mi me dijo que lo odiaba?, ¿ha vuelto a hacerse amigo de ése sabiendo lo que me hizo?, ¿quién será esa chica con la que está? ¿por qué se le ve tan feliz desde que no está conmigo? ¿tan poco le he importado en su vida?, etc. ¡¡Todo esto no ayuda en nada!! Sin embargo, al cortar toda comunicación con esa persona, tu diálogo mental será mucho más sano. Es cierto, que al principio será mucho más duro y te plantearas volver a solicitar amistad en RRSS o a escribirlx… pero a la larga, es mucho más beneficioso romper todo contacto y centrarte en ti mismx. Ello disminuirá los pensamientos negativos y hará que te sientas mejor mucho antes.
  • Ser objetivos – En muchas ocasiones cuando estamos en la relación, nos esforzamos por hacer las cosas lo mejor posible hasta el punto de olvidarnos de quien somos y acabamos haciendo cosas que hace que ni nosotrxs mismxs nos reconozcamos. Al romperse la relación es muy probable que pasado un tiempo empecemos a ver las cosas con una mayor objetividad y nos demos cuenta que ya no queremos volver a ese vínculo, ni a ninguno que se le asemeje. Al empezar a trabajar en nostrxs mismxs y avanzar en nuestro crecimiento personal, vemos con mucha más objetividad todo en su conjunto y desde ahí es que podemos realmente valorar si nos vale la pena volver con esa persona o si por el contrario es mejor dejarla ir (que es lo que suele ocurrir en la mayoría de los casos).  Tanto en un caso como en otro, lo que está claro es que tener una relación con los mismos patrones que tuvimos con la que acabamos de terminar no va a funcionar. Así que aplica esa objetividad que da el tiempo, para cambiar en ti aquello que hizo que tolerases según que cosas o que tuvieras X actitudes.
  • Recupera el control – Cuando alguien es dejado (y aún más cuando no se lo espera) a menudo perdemos el control de nuestras emociones y en ocasiones, hasta nuestra dignidad. Pensar que hasta hace unas horas tenías pareja y de repente estás solx a menudo nos da una sensación de vértigo tan grande que lo único que queramos es volver con esa persona para no sentir ese vacío. Sin embargo, el contacto cero te permitirá recuperar el control de tus emociones, dejar de aferrarte a esa persona o a cualquiera que te dé algo de cariño y estar en tu centro. Estar en control de uno mismo hace que veamos las cosas con una mayor templanza y objetividad y por ende que tomemos decisiones mucho más certeras.
  • Transitar los sentimientos – Habitualmente, cuando se rompe una relación nos invade la culpa, la tristeza, la rabia, y mil sentimientos más que hará que un día estemos bien y otro estemos mal. Permítetelo. Deja salir tus emociones. Darnos tiempo para sanar todo lo que sentimos, mediante la escritura, el yoga, hablando con amigxs o incluso poniéndonos en manos de un profesional, nos ayudará a conocernos mejor y a mejorar como personas. Además, aprenderemos a relacionarnos de una forma más sana y sacar nuestra mejor versión.
  • Hacer el duelo – Hacer el duelo es necesario. De hecho, es vital. Tanto si en un futuro vuelves con esa persona o no, es importante que realices el duelo convenientemente. La idea es que en caso de que en un futuro os decidáis daros una segunda oportunidad, lo hagáis desde otro punto. Siendo ambos, otras personas y no repitiendo los viejos patrones que os llevaron a la ruptura. Si no se hace el camino de crecimiento interno y de aprendizaje que os llevó a romper, difícilmente pueda funcionar la relación.  Lo que está claro es que hasta que tu no hayas sanado la herida que te ocasionó la ruptura no estarás en condiciones si quieres una segunda oportunidad o si por el contrario es mucho mejor pasar página y empezar de cero con alguien nuevo.  Si quieres saber más sobre las fases de una ruptura haz clic aquí.

¿Por qué debo usarlo?

La mayoría de parejas suelen volver tras una ruptura y suelen hacerlo demasiado pronto, es por ello por lo que no funcionan las segundas partes. No hubo tiempo de entender, de sanar ni de estar en paz con nosotros mismos para empezar esa relación desde cero y sin reproches del pasado. Hay demasiado dolor acumulado y demasiadas frustraciones.

Por lo tanto, la razón por la que debes usar contacto cero con tu ex es porque tras una ruptura debes volver a tu centro, a tu esencia y centrarte en recuperarte. Sin embargo, la mayoría de personas utilizan el contacto cero como estrategia de psicología inversa para recuperar a su ex o incluso, como venganza del daño que le hicieron. Y esos no son los objetivos.

Es probable que cuando hagas el contacto cero descubras que en el fondo no quieres volver ya con tu ex pareja, o que entiendas qué fue lo que llevó al desgaste de la relación tomes y tomes tu parte de responsabilidad. A partir de ahí podrás decidir si quieres empezar de cero (sin recordar el pasado) o si decides abrirte a la posibilidad de conocer a alguien más. Está en tu mano. Pero está en tu mano cuando ya has logrado sanar tu dolor interior, cuando te has redescubierto y cuando desde la templanza tomas una decisión alineada a tu corazón y a tu mente. Mientras te invadan las emociones, sean del tipo que sean, lo mejor es el contacto cero.

¿Cuánto tiempo debe durar el contacto cero?

Mucha gente te dirá que un contacto cero de 1 o máximo 2 meses es suficiente, pero la realidad es que superar a un ex en 1 o 2 meses es fácil en relaciones superficiales y bastante complicado en relaciones más profundas. Así que no te compares con lo que leas por internet ni con tus amigxs, ni contigx mismx en otras relaciones. Cada uno tiene sus tiempos y cada relación es distinta. Tus tiempos los defines tú.

Si quieres conocer más sobre el mundo de las relaciones hoy en día, síguenos en nuestro blog.

Te gusta el artículo???? Pues dale like o compártelo!!!!  😉

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
6

Última Entrada

Qué perfil soy

Test BioAmb

Haz nuestro test y descubre de manera GRATUITA qué perfil eres y con qué perfil eres compatible.

¿Quieres probar una primera sesión gratuita?

Dejános tus datos y te contactaremos por WhatsApp o contáctanos tú si lo prefieres

Deja un comentario

¿Te gusta el artículo? ¿Nos ayudas a compartirlo?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Suscríbete a nuestra Newsletter

Esta web usa cookies para mejorar sus experiencia en la navegación.
Consultar Política de Cookies.