fbpx

Mamá y Papá influyen en como escogemos pareja

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
8

Tabla de contenido

Cuando nacemos, las primeras caras que vemos suelen ser nuestros padres. Con ellos pasaremos casi al 100% del tiempo los primeros años de vida y ellos serán nuestro ejemplo a seguir.

En estos primeros años de vida aprenderemos a caminar, a hablar y a relacionarnos, y tomaremos como ejemplo a seguir a nuestros progenitores.

Así que si vemos que nuestros padres tienen una forma de relacionarse tóxica es muy probable que nuestras relaciones futuras también lo sean, aunque a medida que van pasando los años, pueden influir muchos más factores como los círculos de amigos con los que te relacionas, lo que lees, tus experiencias de vida, etc., los estudios demuestran que todo ello estará condicionado por tus primeros años de vida.

Tener el ejemplo de nuestros padres como relación sana, estable, respetuosa y llena de amor, nos hará que de mayores sepamos escoger de forma aparentemente intuitiva a la pareja más idónea para nostrxs.

Pero no solo escogemos el tipo de relación “ideal” para nosotros en función de nuestros padres y de nuestra experiencia de vida. Si no que además es muy probable que incluso escojamos a alguien que se parece a alguno de nuestros progenitores.

Si eres mujer puede que busques a alguien como tu padre o bien te comportes como él y acabes con alguien similar a tu madre. Y si eres hombre, todo lo contrario. A esto se le conoce como el síndrome de Elektra (en el caso de los hombres) y el síndrome de Edipo (en el caso de las mujeres).

Si sufriste el abandono de tu padre (que por desgracia es más habitual de lo que nos podemos llegar a imaginar) o el de tu madre (bastante menos habitual, pero que también ocurre), es muy probable que esa situación de desamparo acabe teniendo consecuencias en tu vida adulta.  Aunque el abandono emocional también causa grandes estragos en las personalidades de los niños.

Por lo general el abandono del padre (físico o emocional: padre frío, distante y duro), hará que las niñas en su etapa adulta busquen la aprobación de los hombres o que por el contrario tengan un resentimiento tan fuerte que les sea muy difícil abrirse a una relación.

De hecho, son muchas las mujeres que aceptan migajas de amor porque creen que ellas no son merecedoras de ser queridas, ya que su subconsciente está lleno de creencias del tipo “si ni tu padre te quiso lo suficiente como para quedarse, ¿cómo te va a querer alguien?”.

Ese tipo de pensamientos totalmente imperceptibles, hace que de forma totalmente inconsciente busquen o la venganza actuando de forma bastante a la defensiva hacia el género masculino o bien (y lo más habitual) que busquen sanar la relación del abandono del padre a través de intentar ser vistas por hombres que las rechazan.

¿Por qué? Si consiguen ser vistas por quien las rechaza a priori, entonces sienten a nivel subconsciente que son vistas por ese padre que las rechazó y se sienten bien, porque sienten que por fin fueron aceptadas. El problema es que, si este hombre se empieza a comportar como una persona sana, esas mujeres lo rechazarán automáticamente porque necesitan seguir luchando por ese amor que nunca tuvieron y del que no se sienten merecedoras.

En el caso de los hombres, la situación inversa puede llevar a que sean infieles, no se comprometan seriamente con ninguna mujer y tengan ese sentimiento de que las mujeres “lo quieren atrapar” en lugar de ver la relación como un lugar sano donde poder tener una relación plena y satisfactoria.

Pero no solo el abandono físico tiene consecuencias en el futuro amoroso de los hijos, también las infidelidades, las discusiones continuas y sobre todo el abandono emocional, como mencionamos anteriormente.

Hay padres y madres que no saben amar. Son padres que a su vez tuvieron padres poco cariñosos o que tuvieron situaciones complicadas (guerra, hambre, etc) que los llevaron a priorizar asuntos tan importantes como la mera subsistencia, dejando el afecto en último lugar. Es por ello, que los hijos de esos padres que sufrieron problemas serios, cuando sean padres, por mucho que quieran a sus hijos les costará demostrarles el amor que les tienen, y eso hace que esos niños crezcan con la sensación de no ser queridos y no ser suficientes. Por este motivo, cada vez existen más terapias en las que se habla de “sanar el árbol genealógico”. Al fin y al cabo, todos somos el resultado de nuestros ancestros.

Hoy en día, aunque no haya casos tan extremos como antaño, las prisas, el exceso de trabajo y la falta de tiempo también pueden dar esa sensación al niño de no ser suficiente.

“Mi padre/madre prefiere trabajar que estar conmigo” “Mis padres no me escuchan”.

Desde la vida de adulto puede resultar raro llegar a pensar que alguien pueda interpretar el exceso de obligaciones laborales como falta de amor, pero un/a niñx no sabe que su progenitor está trabajando, no sabe ni lo que es trabajar… solo sabe que no está. Que cuando él/lla quiere verlo/a nunca está y que siempre tiene cosas que hacer más importante que estar con él o ella.

El/la niñx debe aprender a salir de sus problemas solx sin contar con los adultos y eso tiene consecuencias, y todavía son mayores si además esos padres “logísticos” (que solo satisfacen las necesidades básicas de los pequeños – comer, colegio, médicos y cumples) no son capaces de dar abrazos, besos, decirles lo mucho que los quieren y escucharlos durante horas y sin juicio.

Acerca de los juicios habría que abrir todo un capítulo aparte…

A menudo los adultos opinamos sin mayor trascendencia, pero en una mesa donde hay niños, esas opiniones que oyen los niños de sus padres no son baladí, y una frase tan generalista como “la gente es muy egoísta”, será un introyecto que captará la mente del niño/a y que muy probablemente condicione toda su vida. Es por ello por lo que es tan importante erradicar frases tipo “eres como tu padre / madre” como insulto en un momento de cabreo, ya que eso puede confundir muchísimo al niño quien además considera tanto a su padre como a su madre sus modelos a seguir.

Hay que tener muy en cuenta que un niño que no se siente querido y cuidado o que ha sufrido abandono desarrollará una profunda herida de rechazo. Según la investigación de la Universidad de Connecticut el sentimiento de rechazo a nivel cerebral activa las mismas zonas del cerebro que el dolor físico, con el agravante que uno termina y el otro puede tardar décadas en sanarse.

Si escoges siempre mal en el amor, no es casualidad.

Mingle People

Si la relación del niñx con sus padres no ha sido buena durante la infancia y/o se ha sentido abandonadx es muy probable que acabe buscando una pareja opuesta a lo que vivió y que además se acabe alejando de la familia porque no se sienta reconocido dentro de ella.

En ocasiones, esos niños faltos de unos padres amorosos acaben buscando esa figura que no tuvieron en su infancia en su pareja. Y ahí empieza otra relación disfuncional. Mi padre o mi madre no me quisieron así que ahora mi marido/esposa es mi padre/madre y yo puedo ser el niñx que no me dejaron ser. El problema viene, cuando ese niño (ya adulto) crece y de repente la pareja/padre-madre ya “sobra” y es entonces que ese niño-adulto busca a una pareja de verdad. A un igual. Y este es precisamente uno de los mayores factores de ruptura: relaciones establecidas entre personas que tienen los roles de “niñx-adulto” o “niñx -niñx”

Efectos secundarios de haberse sentido rechazado o no valorado por los progenitores:

  • Baja autoestima – Convencimiento de que nadie los va a querer
  • Adicciones – A menudo el vacío emocional que se siente al no sentirse amado se suple con adicciones que pueden ser desde “adictos al trabajo” o algunas más serias como alcohol, drogas, etc.
  • Toxicidad – Suelen establecer vínculos tóxicos por miedo a ser abandonadxs.
  • Auto exigencia – Creen que no son suficientes, así que su nivel de exigencia es muy superior al de cualquiera.
  • Necesidad de aprobación – Necesitan ser reconocidos continuamente, porque si no sienten que no están a la altura de lo que se espera de ellos o que algo malo va a pasar.

Si quieres tener una pareja sana antes tienes que:

  • Ver a tu padre y a tu madre como seres humanos. Sin idolatrarlos ni culparlos de todo. Simplemente como personas que hicieron lo que pudieron con el nivel de conocimiento que tenían en ese momento de sus vidas.
  • Deja de juzgar al sexo opuesto como si fuera tu enemigo. Ni todas las mujeres son X, ni todos los hombres son Y. Los hombres y/o mujeres que te encuentras son simplemente un reflejo de tus heridas no sanadas. En el momento en el que tú empieces a estar bien, encontraras otro tipo de parejas y de personas en general.
  • Aprende a desaprender: todos tenemos unos patrones aprendidos en casa que no son ejemplo de nada, y que a la larga si no los cambiamos nos condicionaran nuestro futuro sentimental, pero también el futuro profesional. Tu tarea está en aprender a discernir qué patrones son los que crees que te pueden servir y cuáles crees que deberías desaprender para mejorar tu presente.
  • Nada es casualidad. Si eres infiel, desleal, agresivo, tienes malas parejas, haces daño a quien te quiere, o bien siempre aceptas migajas, siempre te hacen daño, te celan o eres muy celosx… todo este tipo de cuestiones, si son reiterativas en tus relaciones, es que algo debes sanar.

¿Podemos elegir pareja sin estar condicionados por nuestros padres?

La respuesta es que sí, pero para ello es importante que observemos el tipo de pareja que escogemos generalmente, analicemos nuestros vínculos familiares y tomemos conciencia de los cambios que vamos a tener que hacer en nosotros mismos para poder tener una relación sana y consciente.  Si ves que para ti solo es complicado realizar todo este proceso, invierte en alguien que te ayude a sanar tus heridas de forma constante. Al fin y al cabo, tú eres tu proyecto más importante.

Si quieres conocer más sobre el mundo de las relaciones hoy en día, síguenos en nuestro blog.

Te gusta el artículo???? Pues dale like o compártelo!!!!  😉

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
8

Última Entrada

Qué perfil soy

Test BioAmb

Haz nuestro test y descubre de manera GRATUITA qué perfil eres y con qué perfil eres compatible.

¿Quieres probar una primera sesión gratuita?

Dejános tus datos y te contactaremos por WhatsApp o contáctanos tú si lo prefieres

Deja un comentario

¿Te gusta el artículo? ¿Nos ayudas a compartirlo?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Suscríbete a nuestra Newsletter

Esta web usa cookies para mejorar sus experiencia en la navegación.
Consultar Política de Cookies.